viernes, 5 de marzo de 2010

COLEGIOS


La sola palabra nos trae recuerdos para el diván, de todos los tamaños y colores y sabores. El colegio es el segundo laboratorio de la vida, donde aprendemos a vivir fuera de la casa…y bregar y lidiar y conocer…quizás para muchos es la primera separación de papá y mamá…y el primer desprenderse de cosas y contactos y el primer espacio de las primeras verdades fuera de la casa: las primeras amistades, los primeros amores, los primeros odios, las primeras emociones, los primeros pecados y los primeros logros deportivos, académicos, sociales y hasta de trabajo. Y con todos esos recuerdos -buenos y malos- agradables y desagradables experiencias, todas inolvidables
que permanecerán en la vida porque son las cosas que necesitamos aprender para no olvidar.


La verdad es que las amistades que se hicieron en el colegio, aún perduran y aunque quizás la tecnología dentro de veinte o treinta años nos habrá alterado algunas de estas hermosas realidades, los colegios seguirán teniendo vigencia e importancia en nuestras vidas. Porque los colegios son como los muchachos que crecen y se desarrollan, aunque lamentablemente una buena parte de ellos, carezcan de visión para crecer y terminan siendo depósitos de niños malcriados que ni crecen, ni tendrán contribución alguna en la sociedad del futuro. O quizás en el peor de los casos no son más que un buen negocio con niños infelices, con padres ausentes, y con maestros desactualizados. Ojalá algún día todos los que participan en ese laboratorio, tomen conciencia de la importancia del Colegio para el desarrollo y de las exigencias del entorno.


El colegio es un laboratorio de aprendizajes para la vida, de innovación y creatividad y de prácticas constante de valores ciudadanos porque todos necesitamos aprender a manejarnos en la comunidad diversa. Ya en el 2010, creemos que los colegios tendrán que hacer un gran esfuerzo junto con padres y comunidades para adaptarse a niños que vendrán con otra configuración neurológica, totalmente diferente a la de los niños del 2009. Existe una nueva visión de Colegio que apenas estamos conociendo: un espacio en la comunidad, vinculado a la familia y a las empresas, para crecer a través del estudio, del juego y de la diversión y para aprender competencias para un mundo globalizado. Eso quiere decir que el mundo será más global, y menos parroquial, con más tecnología, con más oportunidades y que aquellas naciones rezagadas que cultivan ideologías del pasado, se quedarán en el subdesarrollo mental y emocional, mientras que las que cultivan la complementareidad liderizarán el desarrollo. Para un Colegio del futuro, los valores son importantes, y una visión global y competencias es importante y habrá que enseñar a soñar, y a inventar y a ser creativos y a ser resilientes y a equivocarse y a manejar diferencias y aprender de la diversidad, de la muticulturalidad…de la complejidad … Colegio es un laboratorio de aprendizajes…para que la raza humana siga siendo humana.

Creemos que los padres aún tienen que salir de su comodidad, porque muchos han quedado atrapados en el paradigma de lo inmediato, y tendrán que aportar más de su compromiso con el colegio…con la comunidad, porque entre padres y educadores conversando sobre qué necesitan los hijos pudieran encontrarse en la conciencia que están haciendo muy poco para que sus hijos sean protagonistas y no marionetas de políticos de turno. Necesitamos ciudadanos del mundo que sepan pensar, amar, soñar, equivocarse, y para eso hay que vincular la escuela con la casa y la casa con la comunidad y la comunidad con la empresa y la empresa con la tecnología y el mundo globalizado. La necesidad actual va más allá de portarse bien y no decir malas palabras… no se trata de fabricar niños obedientes pero impotentes…La necesidad es que los hijos crezcan como ciudadanos del mundo y para el mundo.


La globalización se ha impuesto a pesar de las ideologías retardatarias…a algunos quizás menos que antes, les resulte difícil de salirse de su encerramiento. A veces el ser humano es tan parroquial que niega su propio potencial de ser universal…total y ecológico. En China ya el tren más rápido del mundo en tres horas te traslada a cualquier otra parte en el extremo opuesto, de China…y pronto sucederá lo mismo en N.York y en Paris…definitivamente estamos interconectados y en LA todavía nos trasladamos en burros y vehículos artesanales. Más que las matemáticas o inglés o la química o la física que siguen siendo importantes, necesitamos adecuarnos a las necesidades de nuevas configuraciones neurológicas y es importante aprender a compartir con el otro y a comunicarnos y a relacionarnos todos con todos, y a ser compasivos ante el dolor y la tragedia ajena y aparecerá el profesional con todas esas competencias. Primero humano que técnico. Necesitamos saber qué significa el colegio, el amigo, el compañero, el maestro, la información, el conocimiento, los valores…Muchos padres apenas saben qué significa un colegio y cúal es la contribución del colegio para sus hijos…y los hijos siempre recordarán el colegio como el sitio donde comenzaron a saber lo que era la vida.

1 comentario:

  1. Profesor Barroso, dónde puedo comprar sus libros?
    No los encuentro y siempre son una buena referencia ante las ideas que nos vienen de fuera en materia gerencial. Estoy preparando temas sobre el liderazgo y sus implicaciones y sus ideas son muy orientadoras. No encuentro otra vía para hacerle llegar este mensaje.

    ResponderEliminar