domingo, 8 de noviembre de 2009

Educación y Educación


Cuando salimos del país…regresar es una experiencia traumática. Todos amamos este país de gracia, todos hemos sembrado algo, una idea, un arbolito, un proyecto…en Venezuela hay mucho de todos…Venezuela somos todos. Pero salir y regresar del país es traumático porque este país nuestro que amamos y por el cual luchamos toda la vida, pareciera que se nos escapa de las manos. Sabemos que algo está naciendo, aún no lo identificamos, porque ahora son otros mapas…otra
cultura que nos resulta difícil reconocer. Ya desde el avión cuando entramos en contacto con lo dejamos quince días atrás, comenzamos a sentir que caminamos por otros senderos…es como entrar en un túnel de regreso al pasado: Diez, viente, cincuenta años…cien años por decir algo. En el aereopuerto, la cosa no está tan mal…aunque no es lo mismo cuando estaba Vielma Mora…y yo desconozco lo que se hace y deshace detrás de bambalinas…pero te encontrarás con escaleras mecánicas que no tienen electricidad, con las luces de pasillo que no alumbran y con el aire acondicionado que precisamente ese día no funciona… y que los baños siguen sucios…Podriamos decir que muchas de esas cosas han sido siempre asi…porque los que hacen el aseo, el mantenimiento siempre lo han hecho asi…Es un aereopuerto que quiso ser moderno y estar a la altura de otros…y se detuvo a mitad de camino…como el hotel que está afuera…o los rieles del tren que iba a ser…o las luces de la autopista…Esas metáforas del no mantenimiento abundan…quiero decir que hay muchas cosas comenzadas que se deterioraron y más nunca se les ha hecho un cariñito. Al salir del aereopuerto ya la cosa se pone peor: que si la basura, los huecos, el delincuente, la contaminación…todo ha ido de mal en peor…y de repente te viene el recuerdo de cuando paseabas por Madrid o por Paris o por Roma…o por Barcelona…o Alicante…o cualquier otro pueblo en Alemania…o Polonia…con la sensación que has regresado al pasado…donde todo se detuvo el tiempo. Ciertamente no es la vuelta a la patria de Pérez Bonalde, una expresión de alegría y dolor del desterrado que vuelve a ver la patria bella que dejo atrás. Pero si tendrás la impresión que estás llegando a la nueva Habana… o a una nación de Africa que lleva un gobernante hace cincuenta años. Uno no puede evitar de preguntarse ¿ dónde está la diferencia?

Nuestra tristeza aumenta cuando nos enteramos de cúanto de lo nuestro, ha sido regalado y cúanto de lo nuestro ha sido malgastado, robado, cúanto se invierte en armas y alcohol y cúanto se come la corrupción, y cúanto se lleva la droga, y la violencia…Es por decir algo, pero pareciera que hemos perdido el camino y que el camino de regreso será lento y quizás tarde muchos años . Los recursos existen pero se han malbaratado, las necesidades están dentro y fuera de ti pero los carentes han aumentado, porque la fe se ha perdido, y los objetivos de lo que debía ser un país moderno han cambiado y lo que más duele es la pérdida de miles de talentos de profesionales jóvenes que se han ido con sus hijos y todo buscando un futuro para la familia. La pobreza, la violencia, la delincuencia son las metáforas potentes de lo que no hemos sido capaces de lograr. Y cuando nos comparamos con países europeos que sufrieron hambrunas, guerras y persecuciones –digamos por ejemplo Polonia, Irlanda, y la República Checa – o con países árabes que antes del petróleo eran grandes extensiones de arena, Dubai por ejemplo y ahora son ciudades modernas con inversiones multimillonarias para su gente en salud, educación, bienestar…sembrando en educación y desarrollo lo que el petróleo les ha dado. Tenemos que preguntarnos: ¿Será que padecemos de alguna enfermedad o seráel trópico o será que no amamos lo suficiente y que vemos a Venezuela como una vaca lechera a la cual esquilmar o estamos dominados por algún demonio que no nos deja ver hacia dónde vamos y qué hacer con lo que somos?

Ya todos sabemos que para que haya desarrollo tiene que haber educación y para que haya educación tiene que haber educadores y hay que tener prioridades por ejemplo invertir en qué… ¿Simón Rodríguez por ejemplo hubiese invertido en armas o en pupitres?. Prieto Figueroa hubiese armado la población con fusiles o con libros y bibliotecas…Ellos no tuvieron los recursos, tuvieron las ideas. Y después vendrá la autoestima, y los valores y la responsabilidad y el contacto y el diálogo y la democracia y el desarrollo y la convivencia. Con educación tendremos líderes visionarios, con presencia, y padres presentes y gerentes preparados que entienden cúal es la diferencia y políticos honestos sabiendo la diferencia entre desarrollo y subdesarrollo. Andrés Oppemheimer, en su libro Cuentos Chinos, hizo una observación que nos puso entre la espada y la pared. ¿Por qué Irlanda , Polonia, La República Checa han sido capaces de remontar la cuesta y colocarse como países con un alto índice de bienestar…y por qué Venezuela, Argentina, Ecuador han engrosado la lista de países donde la población en su inmensa mayoría sufre de desnutrición, desempleo, pobreza crónica…? ¿ Será el trópico…o será la colonización española…o será el imperio…? .Pero suena infantil seguir buscando en el pasado el origen de nuestros males. Nadie me convence a mi que los argentinos, los venezolanos, los latinoamericanos no hayamos sido capaces de un mejor desempeño con la cantidad de recursos que tenemos…Por supuesto que hay muchas personas capaces…hay muchos honestos y muchos valientes pero la mayoría como que seguimos sentado al pie del árbol, mirando en otra dirección. La inversión que hacemos en educación es mínima en comparación a lo que se hacen en otros países…pon Canadá, Alemania…Las universidades tienen nombre pero están colapsadas…carecen de presupuesto…y de un modelo educativo competitivo…los mejores profesores se autoexilan…los estudiantes más talentosos se van a buscar sus postgrados y terminan quedándose afuera. Un niño aprende más en los cinco primeros años en USA o en Europa que en Venezuela. Tenemos más vacaciones que días de clase. Y si yo fuera niño creo que muchas escuelas no me motivarían a irme a encerrar en esas pocilgas donde no hay agua, no hay inodoros, no hay comodidades…Nuestros gobiernos han sido incompetentes porque nuestros padres han sido indolentes. Y los mapas de qué es educar no nos ayudan porque los educadores más se preocupan de castigar, y reprimir, y regañar y descalificar con poco amor y contacto con el que aprende…A todos sin excepción nos pusieron a mirar hacia el pasado, y nos colocaron la camisa de fuerza de la doctrina partidista y asi es cómo hemos perdido la calidad de lo que somos. Resultados: números aterradores: 53 millones de dólares invertidos en armas en América latina, y 50 millones de hambrientos. Este año 8% de los que habían salido de la pobreza el año pasado han regresado a ella y ahora la coartada que son pobres por culpa de los ricos…por el capitalismo… y todos con sus resentimientos se quedarán clavados en su desgracia . Cada año habrá tres millones más de nuevos hambrientos …y las calles recogerán más muertos, Y los hospitales repletos sin médicos ni insumos y la delincuencia…El crecimiento ha sido enriquecimiento para unos pocos que buscan la oportunidad para hacerse ricos instantáneos…La única verdadera ideología en este momento es el oportunismo que le permite a muchos mediocres sin preparación hacerse millonarios sin credenciales, y sin méritos…Algo se ha perdido, mucho se ha descuidado, recuperarlo va a costar cuatro veces más. Perder talentos formados significa que probablemente nunca regresarán…ellos y su familia con cultura y educación se fueron a buscar un futuro…aquí lo que existe es el pasado. Muchos prefieren irse a Australia y comenzar de nuevo, lejos de todo…pero con opciones y oportunidades. Mientras nuestras escuelas no tienen baño, ni pizarrón, ni pupitres…ni libros, ni maestros, no hay nada que buscar, la pobreza se cuela por las paredes de los ranchos y se instala en ellos con una conciencia ajena al de patria para todos. Lo que mata el desarrollo no es la pobreza de los bolsillos, sino la pobreza de los cerebros que por el hambre y la desnutrición se retrasan en su desarrollo y se quedarán desinformados, tratando de sobrevivir, inventando la rueda como ha pasado en Cuba en los últimos cincuenta años.

Si estuviese en mis manos, prohibiría que los políticos gobernasen a no ser que pasasen por un proceso de formación gerencial y humana. Ciertamente los políticos son las personas menos capacitadas para gobernar, por su manera de pensar, por sus dobles intereses y por sus negocios ajenos a la ética que hace que mantengan el subdesarrollo como meta, para poder hacer de las suyas. Los políticos generalmente vienen de estratos mediocres que buscan salidas a su situación de ahogo, y ven en la política un camino fáçil. Muchos se encaraman en el poder, de ahí pasan al tener, al saber y se convierten por obra y gracia del cargo en expertos en filosofía, economía, psicología, sociología…y después todos padeceremos los efectos de la ignorancia… asi ha sido en otros países desde los más poderosos hasta los más humildes, de primera o de quinta. Alcanzar el poder es el objetivo para los que quieran ser importantes pero para el que quiere ser feliz le costará mucho desde el pasado. Los políticos tienen una visión diferente a la de cualquier otro mortal porque ellos piensan en términos de ellos mismos, de sus intereses, con una ética acomodaticia ajustada a sus intereses personales.


Cuando oímos que en comunidades de pueblos lejanos los niños no tienen ni siquiera un aula, un pizarrón…y los comparamos con niños de países desarrollados donde ya vienen desayunados, y preparados para aprender … La educación depende de los padres y de los maestros, y no puede depender del gobierno. Lamentablemente ni los padres, ni los maestros tienen mucha presencia en la educación de sus hijos, ni motivación para que los niños aprendan. Las posibilidades de que Latinoamérica salga del subdesarrollo, son remotas porque aunque tengamos recursos, materias primas, talentos, terminaremos siempre en la misma encrucijada : la educación es un lucrativo negocio que se puede montar en cualquier esquina, sin mirar mucho con qué se cuenta. Nuestras posibilidades de salir de subdesarrollo son escasas, porque siempre estamos mirando al pasado, echándole la culpa al otro de nuestros males, exaltando al carismático que nos promete y no cumple, y somos víctimas del oportunista que vive y hace negocios a costa de los ingenuos que somos todos los demás. Tenemos agua, tenemos petróleo, tenemos talentos…pero seguimos carentes de nosotros mismos, en la pobreza, en la delincuencia, en las enfermedades endémicas…

¿Que nos podrá salvar?: Educación. Educación, educación. Los pensums de nuestras universidades necesitan ser reformados con urgencia….la mayoría de las carreras no son competitivas en el exterior. Hay profesores desmotivados o deprimidos por lo que ganan después de tantos postgrados y doctorados…están enfermos de rutina y mataron la pasión con la cual se iniciaron. No saben idiomas, no han visitado otros países, no compran libros, no hacen intercambios, se han quedando atrapados en teorías ingenuas que no le dan de comer a nadie.
La escuela necesita trabajar con la persona y con la familia y con la comunidad para formar alianzas estratégicas y proponer proyectos audaces de alta envergadura donde todos participen.

1 comentario:

  1. Ayer, sin salir del país, sólo recorriendo a pie una de las cuadras del sector donde vivo, por un momento me detuve y miré a mi alrededor y sentí esa misma sensación de retroceso que habla en su escrito.
    Nuestros servicios básicos mermados, la indolencia está en todas partes y la excelencia es tomada como una palabra "clasista".
    Comparto totalmente su idea de que no se ha invertido de manera creativa y productiva toda esa riqueza que por obra y gracia de Dios se encuentra en nuestro subsuelo. ¿No cree que esa ha sido nuestra mayor desgracia? lo que no se obtiene con sacrificio, pues no es valorado en manera alguna, simplemente nos ha plegado a una cultura demasiado rentista apegada exclusivamente a la economía petrolera con una mentalidad demasiado acomodaticia.
    Reconozco los avances de Dubai, pero creo que como mujer estoy en franca desventaja por la cultura machista que allí impera, si estoy equivocada, por favor, hágamelo saber.

    Como siempre Dr. Barroso, muy buen post...
    Saludos

    ResponderEliminar