miércoles, 7 de octubre de 2009

Oliver Stone

“ Las montañas amenazan con dar a luz…y nace un mísero ratón…”. Tanta ruido y tanto dinero, tanta alfombra roja…para tan pobres resultados…Pero esos son los caminos de la publicidad y del consumismo y de la adulancia cuando políticos y famosos se juntan para derrochar el dinero de los pueblos que tienen otro tipo de necesidades. Oliver Stone, es la versión criolla de Luigi Freddy el que quiso imponer el mito mussoliniano pero ¡oh dolor!, el parto terminó en fracaso. Esta vez nuestro famoso director, terminó siendo un gringo más que metió sus narices en patios ajenos, sin saber mucho ni de la cultura, ni de los sentimientos, ni de los temas de fondo. Oliver Stone es la versión del “ugly american…”, pero esta vez al revés, al servicio de los enemigos de EEUU. Una vez más la ignorancia, priva sobre la sensatez y los intereses monetarios sobre los principios éticos. Me imagino que a la mayoría de los asistentes al show de Venecia, Latinoamérica y Venezuela en particular, les interesaba lo que a cualquiera de nosotros podría interesar la fabricación de ladrillos en Taipei. Y lo más seguro que muchas estrellas aclamadas - ignorantes ya de por si y ajenos a los problemas de la humanidad, con fama y estrellato, de espalda al dolor de otros andarían preguntándose quién era ese personaje…con alfombra roja y tremendo aparato de seguridad, un show jamás visto por las calles de Venecia. Los espacios públicos hoy en día, están llenos de traficantes de pantallas y de incongruencias, asi que Oliver Stone es uno de tantos que trafican con los mitos de otros, gracias a eso que llamamos la petrochequera.

Lo producido por Mr. Stone es algo quizás tan parroquial que carece de sentido…y esperemos que pronto quede en el olvido, y es tan folklórico como cuando los colonizadores exponían a nuestros indígenas en Europa, para que los del primer mundo conocieran los especímenes traídos de la selva… un documental que no agrega valor ni histórico, ni social, ni siquiera académico y que solo sirve para tener entrada en el Hall de la adulancia como un “jalador” de oficio. Tiene suerte porque al parecer hay muchos otros candidatos en la lista de espera…: Por ahí anda el manicero de J. Carter y su tribu, ahora arrepentidos, después de haber perdido toda credibilidad y la Piedad Córdoba, con su eterno doble discurso y el Ignacio Ramonet de los pseudo-intelectuales europeos buscando nuevos escenarios y todos esos consultores de escasa ética, y de bajo perfil y Sean Penn, Danny Glover, y Richardson, y no sé cuantos artistas más y senadores izquierdosos gringos que han venido a despotricar de los suyos y se mueren por dictar cátedra de demócratas en un país donde la democracia hace bastante tiempo está en terapia intensiva. Pero todos ellos en sus corazoncitos albergan sus propios resentimientos y quizás por les gusta hablar sandeces sin conocer del tema…ganando puntos con “el nuevo libertador de las Américas”. Oliver “el gran director”, el del “Expreso de media noche”, el del “Caso Abierto”, decidió entrevistar sólo a quienes le podían dejar bien con su cliente a quien no le interesa que nadie hablé mal de él , pero nunca se le ocurrió revisar el abultado expediente de los revolucionarios boliburgueses con la dualidad del discurso y con lo obsceno de sus acciones… de cómo podían haber llegado tan de repente a tener tanto y llevar el país hacia la destrucción institucional, financiera, social, e industrial… Esas son las maravillas de estas revoluciones en las cuales hay mucho dinero y poca conciencia, muchos nuevos negocios y poco compromiso, quitándoles a unos para dárselo a otros que jamás en sus vidas han hecho nada. La revolución está en ver cómo en tan corto tiempo, se ha podido destruir tanto. En el documental del gringo de marras, no aparecen, ni los empresarios oportunistas brasileños, chilenos, argentinos, uruguayos, colombianos que han quitado los derechos a los venezolanos de pura cepa. Ni aparecen el latrocinio, ni las valijas con los petrodólares, ni el pillaje en las empresas del estado, ni la compra de bancos, ni los dólares almacenados en Suiza o en Andorra o en alguno de los paraísos fiscales… Y eso que nuestro amigo, sólo se limitó a entrevistar a Lula y a Cristina y a Correa y a Evo con su atuendo de gondolero veneciano, quienes como todos sabemos, han sido lo suficientemente astutos para cargar con maletines cargados de dinero, el de todos los venezolanos, haciendo los tremendos buenos negocios que logran con el “líder estrella”, destruyendo empresas y proyectos y vidas de venezolanos para Venezuela. ¿Podría el Sr. Oliver Stone allá poner una notica al pie de la página, para que al menos salvar su cara y dignidad…?. No podría haber puesto una nota al pie de página para mencionar el dolor y la soledad de tantos a quienes les ha sido quitado su patrimonio que tanto trabajaron toda su vida…
Y yo me pregunto ¿ cómo se sentiría el tal Director de directores, con un señor que ignora la majestad del cargo para esconderse e insultar a otros mandatarios, incluido el propio presidente de USA y para mandar a quien se le antoje a “lavarse ese paltó” insultando a la oposición, dictando cátedra de pésimos modales y hablando de lo que no sabe…tratando a sus enemigos como la escoria de la sociedad: criminales, traidores, corruptos, …encarcelándolos por protestar, juzgándolos, violentando todos los derechos que lo juzguen sin ser escuchado y lo metan en la cárcel sin derecho a pataleo…y que le nieguen todos los derechos constitucionales para su defensa…? ¿ sabe Oliver Stone, qué significa estar preso sin haber sido juzgado…en una cárcel considerada por los expertos como de las peores del mundo?. O se habrá tomado la molestia para informarse sobre los índices de mortalidad en las calles en los fines de semana y en las ciudades y pueblos…mayores que las cifras de IRAQ, cuando estaban en plena guerra? Sabe el director lo que significa y duele que ideologicen a tus hijos y que se les niegue acceso a una educación privada de mejor calidad…habiendo tanto dinero para regárselo al que se deja comprar para que de apoyo y se le deje al venezolano fuera de su patrimonio…?. No se le ocurrió a tan brillante director, pensar que la verdad siempre tiene muchas caras. Y ya que no tiene tiempo de ver la complejidad …que al menos entienda el dolor humano de los presos políticos y de sus esposase hijos para dar una opinión un tanto más ajustada a la verdad. Pero por alguna razón misteriosa él sólo quiso ver lo que a su cliente le interesaba… por lo cual estaban pagando tremendo cheque…El personaje me recuerda a Hemingway, otro gringo de esos que iban a Pamplona a ver los toros de San Fermin …desde un palco con buen vino, buen habano y tremenda compañía… ¿Será que el nuevo mensajero es vecino y amigo de Chomski el ilustre profesor del MIT que encontró la fórmula de vivir y comer y dormir en el imperio y ser famoso y respetado mientras para estos pobres indios que su revolución dice defender, él quiere la no libertad, la prisión y la muerte para poder llegar al fin al paraíso terrenal en la Habana Cuba. Me imagino lo que sufre el pobre hombre que se refugió en el imperio huyendo de las bellezas de su país de origen…Me imagino que Oliver Stone, aprendió su lección y se habrá hospedado en el mejor Hotel de Venecia…algo que también lo habremos pagado todos los venezolanos. Oscar Lucien un periodista local, afirmaba en días recientes, “Hay personas a quienes les encantan los dictadores. No en sus países, por supuesto”. Chávez es un fenómeno cultural…no político…definitivamente expresión de la marginalidad de tantos años que encarna perfectamente a millones de dictadores que existen en todos los países, en muchos hogares y universidades, y en muchos congresos y asambleas y cabildos y en muchas empresas y negocios pero todos ellos se rien y están felices porque ahora uno “igual a mi” de pura cepa, militarista y guerrerista quiere imponer su voluntad al mundo entero…para ver si acabamos con tanta sabandija de oligarcas y derechistas y de imperialistas y asi quedarse el solito con el poder y sus beneficios, de lo cual aparentemente se trata. “La ignorancia es risueña, decía mi profesor de filosofía, ” y la historia dolorosamente paradojal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario