martes, 23 de junio de 2009

Metáforas

Una metáfora es “una alegoría en que unas palabras se toman en sentido recto y otras en sentido figurado, en virtud de una comparación tácita”. Es una expresión para llegar a un nivel de conciencia más profundo, un vehículo a través del cual expresamos lo que somos y sentimos. Las metáforas son el lenguaje de los procesos, vaciadas en los contenidos de la vida y en todo cuanto hacemos y nos sucede en la cotidianidad. La metáfora nos inspira, nos motiva, nos guía por el mundo de los procesos hasta llegar a la verdad de las cosas. La vida está llena de metáforas, el verdadero lenguaje a través del cual la experiencia humana se vive y se traduce. La vida misma es la más bella de las metáforas. Y todo cuanto nos acontece en la vida- los eventos, las relaciones, los amores y las traiciones, los odios y resentimientos- son metáforas que nos permiten descubrir las muchas otras caras de las polaridades y de las paradojas. Imposible vivir sin la metáfora.

Un accidente por ejemplo es una metáfora…que con toda su fuerza nos lleva a entender nuestro propio estilo de vida, y a la toma de conciencia para el cambio. La muerte en cualquiera de sus formas natural, repentina, es una metáfora potente que nos confronta de la vanidad de las cosas y nos permite elevarnos a niveles de conciencia superior. La pareja, la familia y cuanto a ellas se refiere: enfermedades, alegrías…celebraciones, rituales, tradiciones son metáforas que hay que leerlas y acatarlas. Las comunidades expresan sus procesos de crecimiento, sus impases, sus conflictos a través de metáforas sin las cuales nos quedaríamos cortos en el entender los procesos de crecimiento. Los partidos políticos son metáforas del manejo del poder, y todo cuanto suceda en la política se reflejan en metáforas de todo ese mundo interno de quienes quieren controlar y dominar a otros. Los caudillos autocráticos, los gobernantes, las expresiones populares de protestas y rebeliones son metáforas de los sistemas que se expresan. El pueblo habla con metáforas expresando sus sentimientos más íntimos, las vicisitudes del ciudadano, los atropellos y maltratos del cada dia. El lenguaje del pueblo, es la metáfora.

¿Qué hacemos con tantas metáforas?. La metáfora encierra siempre una alegoría…con un mensaje y un significado. El poder de la metáfora es que nos eleva por encima de los contenidos apreciando lo que vemos y sentimos en otra dimensión “como quién sube a la montaña y desde ahí tiene otra panorámica…” le basta con levantar la mirada ya tiene otra lectura de lo que existe. ” después vendrá la toma de conciencia de la pequeñez o de la grandeza, de lo bello o hermoso, de lo triste o alegre…todo depende del cristal con que se le mire. La muerte como metáfora, nos lleva a lo trascendental, no saca de la insustancialidad de la rutina diaria y nos coloca en otra dimensión. Lo importante de la vida es vivir y vivir es sentirnos capaces de disfrutar, de amar, de hacer contacto y dejar huella y de sentir la brisa y el amanecer y…de sentir la frustración y el cansancio del camino penoso y de tantos pequeños rincones que tiene la intimidad humana, si n olvidarnos de los rincones de soledad donde nos refugiamos para sentir que no estamos solos. Los poetas, los artistas, los escritores, encontraron en las metáforas un vehículo apropiado para expresar su angustia existencial, el amor no correspondido, la pasión no expresada y por eso llegaron a comunicarse porque hablaban el lenguaje que todos hablan. Las religiones se expresan a través de metáforas. El Dios amor y el justiciero y el premio y el castigo y las metáforas sobre el origen del pecado y del bien y del mal. Las dualidades de la eternidad y de lo efímero, del bien y del mar, del sacrificio y de la traición se expresan con metáforas…que se traducen en rituales y leyendas y dogmas…La naturaleza y efecto de una metáfora es algo complejo, porque es una fuerza primaria a través de la cual los humanos encuentran el significado de las cosas, usando un elemento de la experiencia para entender otro. Las metáforas nos dan oportunidades para estirar nuestra imaginación y profundizar en la conciencia, permitiéndonos ver la otra cara de la realidad. Las metáforas impactan nuestra cotidianidad, nuestro estilo de vida, nuestra manera de comunicarnos, de ser, de existir. Expresiones metafóricas trasmiten el sentido verdadero de lo que somos y queremos, aunque ocasionalmente por su carácter subjetivo, produzcan distorciones. Una metáfora nos invita a ver similitudes ignorando las diferencias, ampliando nuestra imaginación como el lente de la cámara que va del detalle a la máxima expresión y descubre el mundo oculto hasta descubrir lo nuevo encerrado en lo viejo. Lo nuevo es la conciencia que llega por caminos diferentes, lo que hizo que los científicos y poetas fuesen revolucionarios sin armas, descubridores de los sentidos, sin haber salido de sus cubiculos. La metáfora es el comienzo de la paradoja, una manera diferente de llegarle a la otra cara, a la cara oculta de la realidad. Las metáforas nos llevan de la mano a otras metáforas, creando mosáicos de nuevas fantasías de experiencias más claras. Cuando sabemos que todo cuanto pensamos y hacemos es una metáfora, nos hacemos conscientes de las limitaciones y buscamos otras maneras para seguir urdiendo la red que nos permita una mejor comprensión del universo. ¿Cómo hacemos para vivir con la metáfora y la paradoja?. Jamás podríamos vivir a plenitud, si no nos acompañamos de las metáforas que nos hacen comprender la verdad de todo lo que existe. Para entender el arte de vivir, el arte de amar, el arte de triunfar, necesitamos de las metáforas y de las paradojas, para salir del laberinto de las contradicciones tenemos que entrar en ellas porque en el misterio y la contradicción podemos llegar a la verdad. Aunque una rosa es una rosa, y eso es lo obvio… seguirá siempre siendo una rosa…y asi ad infinitum, aunque también es verdad que al lado de la rosa está la espina…como eterna compañera y una rosa sin espinas…no tiene ningún sentido.
“Tengo sed, apetito de luz
Y solo trago sombra”. (Neruda)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario